14 abril 2006

El RIO de J. Renoir. DELICATESSEN 2

Les invito a ver una de las películas, a mi juicio, más bellas de la filmografía mundíal, El Rio (The River), dirigida por Jean Renoir, hijo del famoso pintor, que escribió el guión junto a Rumer Godden autor de la novela en la que se basa la historia: Bengala. La India. El gran río marca el ritmo de la vida. Tres chicas despertarán a su primer amor en la figura de un joven mutilado de guerra que llega al lugar huyendo de si mismo. Harriet, la mayor de una numerosa familia, plasma sus apasionados sentimientos por escrito. Valerie, hija única de un acaudalado industrial es impulsiva y rebelde. Melanie, de padre americano y madre india, manifiesta la esencia de ambas culturas.

Pero esta sinopsis podría pertenecer a cualquier melodrama mediocre de la época y no refleja la hiriente belleza de las imágenes, la perfecta plasmación de la mil veces utilizada metáfora del rio como imagen de la vida, de forma que parece nueva, la sabiduría, verdad y compasión con que es tratada la pobre condición humana. Pocas veces la atracción de feria, el juego de luces y sombras fantasmales que es el cine, ha alcanzado tanta verdad y belleza.

FICHA TÉCNICA
Nacionalidad: Francia / India / USA.
Director: Jean Renoir.
Actores: Nora Swinburne, Esmond Knight, Arthur Shields, Suprova Mukerjee, Thomas E. Breen, Patricia Walters Radha, Adrienne Corri, June Hillman.
Productor: Kenneth McEldowney, Jean Renoir
Guión: Rumer Godden y Jean Renoir.
Fotografía: Claude Renoir.
Música: M.A. Partha Sarathy.
Fotos: 1. Cartel de la película. 2. Renoir durante el rodaje.
NB.- No existen, hasta donde yo he averiguado, copias comercializadas de la película. Se puede ver en reposiciones en TV o filmotecas.
NB 2 .- Les invito a averiguar quién era Kenneth McEldowney y por que coprodujo, junto a Renoir, el film.

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

2 Comments:

Blogger Tántalo said...

Ante el reto que propones he consultado mi Historia General del Cine (Ediciones Cátedra) y solo aparece una reseña en el comentario a la película (de la que, por cierto, habla bastante bien, aunque debo confesar que, personalmente, no la he visto). Continúo. Pues bien, allí se dice que el tal McEldowney era un acaudalado proveedor de los estudios cinemátograficos el cual había hecho fortuna con negocios de floristerias y que invirtió en la película por una apuesta con su mujer. Parece ser que nunca más se metió en tales berenjenales. ¡Debió salir escaldado! Vamos, como nosotros con Rubalcaba en la época de Felipe, solo que, a diferencia del señor McEldowney, parece que no hemos tenido todavía bastante.

Reciba un cordial saludo.

vie. abr. 14, 10:58:00 a. m. CEST  
Blogger DIVINO FRACASO said...

Todo correcto Tántalo. Aunque ganó dinero, volvió a sus negocios tras demostrar a su mujer que se podían hacer buenas películas.

vie. abr. 14, 11:38:00 a. m. CEST  

Publicar un comentario

<< Home