30 enero 2006

¿Por qué no abandonarse a la melancolía? I. Camino de Damasco


Con frecuencia me hago esta pregunta. En definitiva, por muy mala que sea la situación, ¿qué puede hacer un ciudadano del común, como yo, por cambiar las cosas?. Entonces recuerdo alguno de los momentos que, sin que puedan describirse como caída, actuaron en mi como pequeños tropezones camino de Damasco, propiciando mi “conversión política” desde el progresismo hasta convicciones liberales. Alguno de estos momentos están recogidos en entradas anteriores de este blog, otros serán descritos en futuras entradas. Pero no bastan mis nuevas convicciones para evitar que triunfe en mi el deseo de demorarme en los tibios placeres de una vida pequeño burguesa, lejos de los afanes de la política, aunque no exenta de melancolía. Si existió en mi vida una verdadera caída camino de Damasco, está fue la brutal revelación que supuso el 11 M.

Dos centenares de hombres, mujeres y niños que se dirigían como cada día al trabajo o a la escuela, son salvajemente asesinados. Ante esta barbarie, en lugar de cerrar filas con el gobierno de la nación, sea este el que fuere, el progresismo se dedica a culpar del atentado al anterior presidente del gobierno, al presidente del gobierno americano, a las injusticias en el mundo, a cualquiera menos a los asesinos. ¿Qué extraña forma de pensar induce a valoraciones tan lejos de la verdad y permite manipulaciones tan viles? . Sobre esto me extenderé en la próxima entrega de esta serie.

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

hola
no entiendo por qué has cambiado tu ideología, puedo entender que no compartas los mismos pensamientos del actual gobierno,algo que veo más que lógico.
Pero a mi el actual gobierno no me parecen de ninguna manera progresista. Dicen ser de izquierdas, pero no hacen políticas de izquierdas.
¿No será realmente que veas, que los que tu creias más cercanos a tu ideología te hayan defraudado y realmente no lo sean?

lun. ene. 30, 11:05:00 p. m. CET  
Blogger DIVINO FRACASO said...

Perdone el atrdvimiento de suponerle joven. Ha habido verdaderos gobiernos de izquierda en Rusia, en China. Los hay ahora en Cuba. A mayor poder de la izquierda, menos libertad...y mayor igualdad en la miseria, menos para la nomenclatura del partido. El infierno está empedrado de buenas intenciones. Un saludo y gracias por su participación.
NB. Para más información sobre mi postura, le sugiero que lea alguna de las anotaciones de este humilde blog.

mar. ene. 31, 12:39:00 a. m. CET  
Anonymous Anónimo said...

Bueno, te doy la razón de que esos gobiernos eran de izquierda, pero eran extrema izquierda.
También ha habido gobiernos de derecha en Italia y Alemania por poner un ejemplo, y no se carazterizaron precisamente por la libertad.
También hay casos de países en los que ha gobernado la izquierda, y son paradigmas de libertad e igualdad, como suecia, finlandia, noruega...
Está claro que los extremos son perjudiciales y que en el fondo se tocan, y no se diferencian demasiado unos de otros.
También una cosa tengo clara, y eso que yo era votante del psoe, que en este país, y ahora empiezo a darme cuenta, al menos el pp es consecuente con lo que dice, cosa que el psoe no lo es en absoluto.
Pero yo sigo considerandome de izquierdas, a favor del aborto, a favor del progresismo fiscal, del sindicalismo...
Un saludo

mar. ene. 31, 10:58:00 a. m. CET  

Publicar un comentario

<< Home